jueves, 11 de agosto de 2016

Nunca ayudes a una extraña



CONOCIENDO AL AUTOR



José María Guelbenzu nació en Madrid el 14 de Abril de 1944. Cursó estudios de bachillerato en el Colegio Areneros de la Compañía de Jesús en Madrid y, posteriormente, ingresó en la Universidad. Realizó estudios de Derecho y Dirección de Empresas en Icade y en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.
En 1964 se incorporó a la recién fundada revista "Cuadernos para el Diálogo" como confeccionador y colaborador; más tarde, se hizo cargo de la jefatura de producción de la sección de libros hasta 1969. Fue también uno de los co-directores del Cine-Club Imagen de Madrid y colaboró en periódicos nacionales de la época ("Informaciones", "Madrid" y el semanario "Signo") y en diversas revistas literarias.
En 1970 se incorpora a la editorial Taurus y en 1977 asume la dirección editorial de la misma. En 1982 se hace cargo, simultáneamente con la anterior, de la dirección literaria de la editorial Alfaguara. Desempeña ambos cargos hasta 1988, en que abandona las dos editoriales para dedicarse exclusivamente al ejercicio de la literatura,
Es colaborador regular de las secciones de Opinión y Cultura y ejerce la crítica semanalmente en el suplemento de libros Babelia, todas ellas del diario "El Pais", periódico en el que escribe desde su fundación. Colabora también regularmente en "Revista de Libros". Ha sido jurado de diversos premios literarios entre los que figuran los Nacionales de Literatura, el premio Nadal de novela y el premio Café Gijón de novela. Fue presidente y profesor de la Escuela de Letras de Madrid durante los primeros cinco años de existencia de la entidad. Ha pronunciado numerosas conferencias, dirigido seminarios e impartido clases de literatura en diversas Universidades e Instituciones nacionales y extranjeras.
Ha obtenido el Premio de la Crítica de narrativa en 1981, el Premio Internacional de Novela Plaza & Janés en 1991, el Premio Fundación Sánchez Ruipérez de Periodismo en 2007 y el Premio Torrente Ballester de Narrativa en 2010.


SINOPSIS

Javier Goitia es un periodista de investigación con una larga trayectoria a sus espaldas, que
acaba de ser despedido. Para pasar el golpe, se dirige a G..., donde tiene un amigo que lo acoge durante un tiempo y donde espera repensar su futuro. En la cafetería del tren, Javier se detiene fascinado por una mujer pensativa a la que no se atreve a abordar pero que le dejará una huella imborrable.
Una noche en que Javier está tomando unas copas, mientras fuma un cigarrillo a la puerta de un local, oye unos quejidos que vienen de un callejón. Cuando se acerca, ve cómo un hombre sale corriendo dejando en el suelo a una mujer a la que parece que ha atacado. Javier corre tras él y mientras tiene lugar la pelea, llega la policía y los detienen a ambos. Mientras, la mujer ha desaparecido. Ya en los juzgados, el testimonio de Javier queda en entredicho por la declaración de su oponente, que sostiene que él había ido al callejón a ayudar y que Javier se ha equivocado de hombre. Tras las primeras diligencias, Javier es llevado ante la juez, que no es otra que Mariana de Marco, la fascinante mujer del tren.


RESEÑA

Nunca llegues a una extraña llego a mis manos como parte de una colección de novelas en las que las protagonistas eran mujeres, y por defecto profesional(para los que son nuevos preparo oposiciones a judicaturas) elegí esta novela. Que resulto ser una de las entregas de la Juez De Marco y de la que no conocía de su existencia, pero una vez he conocida a la juez De Marco me adentraré en su saga para disfrutar un poco más de sus instrucciones y personalidad.

En esta novela participan además en la juez De Marco, el periodista Javier Goita, que acude a G.. con intención de pasar unos días de vacaciones con su amigo Manolo después de que la revista en la que trabaja en Madrid eche el cierre, el Secretario judicial, bueno para ser correctos hoy sería el Letrado de la administración de justicia, Pelayo Arenas y el Inspector Quintero.
Todos colaboran en una compleja instrucción que comienza con una victima de violación y que acaba siendo una suicida. Esta es la instrucción fácil la que no se fija en los detalles y no quiere herir las sensibilidades de las clases altas de G.., pero eso no va con Marina De Marco, que analiza al detalle todo lo ocurrido el día de autos y no se queda con la versión fácil y busca hipotesis que le llevarán a descubrir que no todo es tan sencillo como parece y que trás la Violación y posterior suicidio de Concepción Ares hay mucho más.

La Juez De Marco ha sido un gran descubrimiento, me ha gustado su personalidad de mujer independiente,con una gran personalidad pero con carencias y problemas como todo ser humano cuestionada en sus métodos y observada con recelo por sus compañeros, pero que pese a todo sigue su intuición.

En nunca ayudes a una extraña enfoca la acción desde el punto de vista de Javier Goitia y la Juez De Marco alternando las perspectivas.
Siendo el tema central la instrucción del caso de la muerte de Concepción Ares, que se ve estancada en algunas ocasiones y refleja las dificultades que supone que una hipótesis deje de ser una hipótesis y pase a ser un hecho probado cuando las declaraciones de testigos y las pruebas a sí lo demuestran.
Pero junto  a esta instrucción también cobra protagonismo el tira y afloja que Javier y Marina mantienen durante toda la novela.

Si quieres descubrir que más de esta instrucción y que es lo que verdad ocurrió el día de autos debes acompañar a Marina De Marco en su instrucción.


Valoración: 4/5